MONITORIZA TU ECOMMERCE, TIENDA ONLINE O COMERCIO ELECTRÓNICO

Monitorizacion-Post

A menudo, muy frecuentemente, el comercio o negocio dispone de un ecommerce bonito, elegante, atractivo al cliente por los colores y letras, pero se olvida de medir, de monitorizar qué ocurre en su plataforma, en su casa. Nada más ven carros de la compra en la tienda online, pero se olvidan de lo que no ocurre, de lo que deja de ocurrir o de lo que ocurre de una forma no óptima para el buen funcionamiento de la tienda online y en definitiva, que el usuario compre y/o darle un servicio.

Para esto es necesario monitorizar diferentes aspectos de nuestro ecommerce. Necesitamos medir y analizar todo lo que ocurre en la tienda online. Puede ser que un indicador monitorizado hoy no nos sirva, pero quizás mañana, con un volumen considerable podamos tomar una decisión estratégica o táctica y mejorar nuestro comercio online.

Monitorizar nos sirve para tomar decisiones hacia la propia productividad del negocio y el ecommerce, hacia los contenidos y productos, para el usuario, para posicionar el comercio online y todo lo que conlleva el Marketing Digital y la Estrategia en Medios Sociales, con unos KPIs sencillos y que nos den datos que podamos manipular.

La monitorización de nuestro ecommerce debe estar encarado a unos pilares básicos para que la tienda online esté controlada y poder mejorarla: Marketing, Optimización Web, Experiencia de Usuario y SEO.

Otro aspecto importante por el que necesitamos monitorizar nuestro comercio online es para saber si es rentable, bien desde la perspectiva de ventas, de uso y de contenidos. Necesitamos saber a través de la medición si nuestra tienda online cumple el propósito por el que la creamos. Puedes echar un ojo a mi reflexión sobre Ecommerce y rentabilidad.

¿QUÉ NECESITO MONITORIZAR Y PARA QUÉ?

A partir de la experiencia que he adquirido y los diferentes escenarios que me he encontrado con diferentes proyectos de ecommerce y planes de Marketing Digital y Social Media, me parece importante resaltar un pequeño pero extenso checklist de aspectos importantes a la hora de medir y monitorizar en nuestro comercio online.

  • Saber si la landing page funciona: ¿Le estamos dando al cliente lo que quiere? ¿Cuándo llega el usuario a la página de aterrizaje carga bien y rápido? Si notamos una desmesurada salida desde la landing page puede ser bueno hacer un test A/B. Si el posible cliente se va nada más entrar debemos descubrir por la monitorización por qué se va.

 

  • Saber dónde hacen clic los usuarios: ¿Clican en los enlaces de contenidos? ¿En los productos? ¿Están entrando en la página de contacto y de condiciones? Quizás esto último nos hace ver que falta algún dato visible.

 

  • Saber qué sección funciona: Si tenemos nuestro ecommerce por secciones debido a las características del producto y la tienda, necesitamos saber qué secciones o familias tienen más éxito y cuales menos.

 

  • Saber qué productos son los más comprados: ¿Qué producto es el más comprado? ¿Es debido al precio, al servicio que da? ¿Qué hacen después de comprar? Quizás no encuentran en nuestro ecommerce el producto que desean, quizás no estamos describiendo bien el producto.

 

  • Saber qué productos son los más consultados: Una cosa es comprar y otra cosa es consultar. Seguro que descubrimos que consultan mucho, hay mucha indecisión de compra, y añaden muy pocos al carro. ¿Por qué? ¿Qué artículos se consultan?

 

  • Saber qué productos y por qué abandonan en el carro: Cuando compramos en un ecommerce, hoy en día con las prisas que tenemos, queremos pocos pasos y dar pocos datos. Existe mucha competitividad, y aunque el tema del transporte es algo muy personal porque entramos en los márgenes de cada tienda online, es una causa muy alta de los abandonos de carros. Pero pueden haber más causas, ¿Por qué abandonan? ¿Abandonan y después visitan otra página? ¿Es la de condiciones? ¿La de contacto quizás? Podríamos hacer una encuesta a los clientes que conocemos y abandonan el carro. Puede ser que no tenemos todo los datos necesarios especificados en el proceso de compra o los portes en la página principal.

 

  • Saber si visitan las páginas de información, contacto o condiciones: Necesitamos saber qué páginas visitan y por qué, si monitorizamos todo el proceso de compra y visitas entenderemos al cliente.

 

  • Si llaman por teléfono preguntar qué fuente les ha proporcionado el teléfono: No todo termina en el online ni el ecommerce, puede ser que se informen y después nos visiten o nos llamen. Sería bueno monitorizar estos aspectos con una cordial conversación si observamos muchas visitas a contactos o clics en información y teléfono.

 

  • Carritos abandonados por clientes, realizar una encuesta: Si observamos que nos abandonan muchos carros, es lo normal no desesperar, necesitamos saber qué ocurre. ¿es por transporte? ¿no encuentran lo que buscan? ¿carga rápida la página?

 

  • Carritos abandonados por no clientes, monitorizar salidas de url: Quien abandona ¿Qué hace luego?

 

  • Saber desde dónde se conectan (pc, Tablet, móvil) y desde qué dispositivo compran: ¿Tenemos optimizada la tienda online para los diferentes dispositivos? ¿Desde dónde consultan y desde dónde compran? Puede ser que consulten por la mañana desde el móvil y a la noche compren en el PC. Quizás tenemos muy pequeño el acceso de clientes al registro.

 

  • Saber qué palabras clave llevan a sus landing pages, productos y secciones: ¿Cómo nos encuentran? ¿Qué palabras clave utilizan? ¿Encuentran lo que buscan? ¿Tenemos una buena estrategia SEO?

 

  • Desde que RRSS se comparte contenido y desde cuales llega tráfico: Nuestro cliente o usuario ¿Dónde está? ¿Desde dónde contacta con nosotros? ¿Qué redes sociales? ¿Qué le gusta y por qué le gustamos? ¿Qué podemos ofrecerles ahí dónde están?

 

  • Qué fuentes comienzan una conversión, cuales participan y cual termina: Quizás el proceso de compra sea largo, desde que tiene una necesidad hasta que se decide a comprar ha tardado 7 días, ha comparado en 5 tiendas online y ha consultado a amigos, webs y redes sociales. Deberemos monitorizar cómo es el proceso de compra y qué canal convierte en el final del proceso, cuales intervienen y desde dónde comienzan.

 

  • Saber qué campañas y displays traen tráfico y conversiones: Si hacemos campañas SEM deben de estar bien optimizadas, pero luego hay un proceso de observación, ¿Estamos utilizando las plataformas oportunas? ¿Me funciona bien el branding con los displays? ¿Quizás deba hacer acciones con influencers? ¿Adwords me está funcionando en la conversión? ¿Es rentable?

 

  • Saber cómo posiciona la página, posts, artículos y fotografías: Tenemos todo muy bonito, precioso, unas impresionantes fotografías, nuestro ecommerce dispone de unos artículos hechos por expertos del sector, el diseño de la tienda es de última tendencia. Pero ¿Qué sucede con todo eso? ¿Lo comparten? ¿Lo encuentran?

 

  • Qué páginas e imágenes tienen title y atributos: Para conseguir lo anterior deberemos dotar nuestras páginas y fotografías de títulos, atributos y metas. Si monitorizamos lo que busca nuestro público conseguiremos darle lo que desean.

 

  • ¿Están hablando de nosotros? ¿Y de la competencia?: Monitoricemos también lo que dicen de nosotros, como marca, servicio, producto. Entenderemos al usuario y le haremos la vida más fácil y conseguiremos que nuestro ecommerce sea su casa. Y lo más importante, podremos medir nuestra reputación.

 

  • ¿Qué hace la competencia?: Necesitamos monitorizar a la competencia para saber qué hace bien, y así adoptar lo positivo sin copiar, y qué hace mal, para saber qué es lo que no debemos hacer y eso es una gran ventaja.

 

Cómo consejo, es recomendable empezar por poco. Monitorizar 3 o 4 aspectos más urgentes e importantes, y a medida que nuestro negocio online va estableciéndose y nosotros nos vamos sintiendo más seguros podremos ir descubriendo qué nos interesa monitorizar, hacer un seguimiento, para tener un control de nuestras necesidades y dar la mejor experiencia al usuario.

Otro dato a tener en cuenta es que cada negocio, empresa, servicio o producto, así como el target y demás parámetros, hará que nuestras necesidades de monitorización cambien o sean diferentes. No necesita el mismo análisis una agencia de viajes que una tienda online de libros por ejemplo.

Espero que esta guía te sea útil, te ayude a esclarecer un poco más tus ideas en el ecommerce y la monitorización. Que te inyecte un poco de seguridad para sacar la creatividad que tienes y así montar una tienda online dónde des lo mejor al cliente y monitorices todo lo que necesites saber que ocurre en ella.

Por supuesto, no te lo quedes para ti, si te ha resultado útil comparte y comenta. Y si necesitas resolver dudas, comentarme, o tienes una visión diferente te invito a visitarme en www.sergiogalang.com.

Un abrazo y buena monitorización en tu ecommerce.

 

Sergio Galán García

Sergio Galán García es aprendiz y apasionado del social media. Autodidacta de las redes sociales y el community management y su blog es http://sergiogalang.com/

Twitter: @SergioGalanG

 

Equipo Vikinguard
Equipo Vikinguard
El equipo Vikinguard tiene como objetivo proveer de herramientas de alta calidad al pequeño e-commerce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *