Mi primer año con una tienda online

primerano

Hace poco más de un año que empecé en el mundo del emprendimiento, poco después monté mi primera tienda online, me puse a vender productos en amazon, lancé e-commerce con afiliación, etc.

He aprendido mucho en este tiempo, y estas son algunas de las conclusiones que he podido sacar en este año (y espero que te ayude a ti también, al final con experiencias es como mejor se aprende).

 

1. Tener una web sólo decente es mejor que no lanzar nunca hasta tenerla perfecta

Al principio de cada proyecto esperas mucho para tener una web perfecta. Y esto es uno de los errores que todos cometemos siempre.

Cuando lanzas un nuevo negocio o tienda online, hecho es mejor que perfecto. Necesitas ahorrar costes y saber cuanto antes si tu producto es viable, si de verdad tiene o no aceptación por parte del público.

Ten en cuenta que la tienda online es sólo el medio de compra, pero, al final, lo que van a acabar adquiriendo tus clientes, es tu producto. Así que es en tu producto en lo que debes centrar todos tus esfuerzos y es el siguiente punto que mencionaré.

No estoy diciendo ni mucho menos que el diseño no sea importante, pero no es lo más importante (y mucho menos al principio). Lo primero es lanzar, después, poco a poco, ya se irá mejorando la plantilla y la web. Pero lo primero es lo primero. Ten siempre esto en cuenta.

 

2. Consigue un producto de gran calidad

No es fácil encontrar el producto deseado a la primera, es normal que pases muchos meses haciendo pruebas y encontrando proveedores y materiales nuevos.

En www.naitus.es tardamos casi 6 meses en encontrar unos productos de gran calidad. Al inicio te conformas con lo primero que adquieres, pero conforme avanzas, necesitas mejorarlo hasta que das con la clave. No desesperes, dedícale el tiempo que se necesite, pero, en cuanto tengas una versión mínima y viable, acuérdate del punto 1, hay que lanzar lo antes posible.

El producto debe ser la base en la que centrar todos tus esfuerzos, sobretodo hasta que consigas el nivel óptimo, a partir de ahí, dedícate a promocionarlo.

 

3. Dedica gran parte del presupuesto a la promoción de la marca

Una vez ya tenemos listo el producto hay que centrar los esfuerzos en llegar a las máximas personas con el menor coste posible.

Hoy en día tenemos muchísimos canales de ventas a los que acudir, entre ellos encontramos: el tráfico orgánico (SEO), las redes sociales, los posts en otros blogs, vídeo blogs  de youtubers, influencers… Simplemente, tenemos que saber qué presupuesto tenemos y qué canales son los mejores para nuestro ecommerce.

Lo mejor de todo esto es que aunque no tengamos mucho presupuesto siempre vamos a poder empezar con algo de menor alcance, pero que seguro que nos ayuda. Si estás empezando, seguramente, no puedas contratar un influencer con 100.000 seguidores, pero seguro que si le regalas tu producto a uno que tenga 5000 seguidores, también te va a funcionar. E incluso, los no tan conocidos pueden funcionar mejor que los más famosos.

Otro canal que te recomiendo para cualquier proyecto que empieces, es Facebook Ads. Tu cliente ideal está en Facebook y además puedes empezar desde 1€ al día. Con cualquier presupuesto.

 

4. No todo es vender

Y esta afirmación necesita que la explique un poco más porque si te decía antes que tenías que promocionar tu producto o marca al máximo, ahora te estoy diciendo que no todo es vender.

Es súper importante hacer también campañas de branding, dar a conocer tu marca sin vender directamente tu producto.

Para conseguir esto podemos patrocinar un evento, hacer un sorteo para que se utilice el hastag de la marca, crear posts que estén relacionados…

 

5. Tener la certeza de que mi tienda está online es imprescindible

A diferencia de un negocio físico, el online damos por hecho de que siempre funciona, pero la realidad es que hay veces que esto no sucede.

Si tenemos una tienda física, sabemos si nuestros clientes pueden entrar a comprar o no, porque somos nosotros los que la abrimos y la cerramos todos los días. En cambio, con las tiendas online damos por hecho que siempre están disponibles, damos por hecho que nunca falla nada.

Hace ya un tiempo que conocí la herramienta de Vikinguard y decidí instalarla en mi web. Hace unas semanas ocurrió un ataque a grandes empresas del mundo online y, sin comerlo ni beberlo, a mí me afectó. El ataque tiró abajo Shopify, y por tanto, mi web también cayó.

En cuanto sucedió esto, recibí un correo de Vikinguard diciendo que mi tienda estaba caída. Lo comprobé y así era. Intenté entrar en Shopify inmediatamente para hablar con ellos por el chat de soporte y que me solucionasen el problema, pero tampoco pude entrar. Ni en muchas otras plataformas.

Gracias a este aviso de Vikinguard yo pude reaccionar rápidamente e informar a mis seguidores sobre lo que estaba pasando, por si alguno intentaba acceder o quería  hacer una compra. Esto es fundamental, dado que evita malas experiencias en tu web a tus posibles clientes.

Igualmente recibí una notificación cuando mi tienda volvió a estar disponible, así que también pude comunicarlo, sin tener que estar cada dos por tres entrando a ver si ya se había solucionado el problema.

 

6. Fidelizar con una buenísima atención al cliente y tratando siempre de sorprenderlo

Conseguir clientes nuevos es mucho más complicado que conseguir que un cliente que ya te ha comprado lo vuelva a hacer. Por tanto, es importante tener un buen servicio post-venta y si podemos sorprenderlo con descuentos, regalos o cualquier cosa que no se espere, muchísimo mejor.

La atención al cliente es un pilar fundamental, tanto en la pre-venta como en la post-venta, en caso de pedido defectuoso o con cualquier otro problema. La atención al cliente no sólo te permite fidelizar a un cliente, sino que además facilita el que te recomiende a sus amigos. Los clientes siempre tienen muy en cuenta la atención y el trato que reciben (y más cuándo les solucionas un problema, de la índole que sea). Y esto no es una excepción en las tiendas online.

 

Muchas gracias a Vikinguard por la oportunidad de escribir mi experiencia en su blog.

Espero que mi experiencia os haya servido de ayuda y os deseo mucho éxito con vuestras tiendas online.

 

VICENT MARTI PEREZ

Estudié dos años de Ingeniería Informática y decidí dejarlo para emprender. He lanzado mi propio negocio online y offline www.naitus.es, tengo una startup y muchas ganas de seguir aprendiendo. Además lo cuento todo en http://vicentmarti.com

Equipo Vikinguard
Equipo Vikinguard
El equipo Vikinguard tiene como objetivo proveer de herramientas de alta calidad al pequeño e-commerce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *