Errores que se cometen al comenzar con un ecommerce

OOPS

En este post dedicaremos un poco de tiempo a repasar algunos errores típicos que se cometen al comenzar con un e-commerce. ¿Vamos a ellos?:

1. Pensar que es CORTOPLACISTA.

Los medios de comunicación han hecho mucho daño en el emprendedurismo. Han pintado la realidad a su manera y hacen creer a la sociedad que triunfar con la venta en internet es un camino de rosas: fácil y rápido. Este entusiasmo que predican tiene una simple explicación: hay más gente viviendo DE los emprendedores que PARA los emprendedores…

Cuando estás en el barro te das cuenta que vas a tener que dedicarle muchísimas horas e inversión para poder salir a flote. Los atajos son utópicos…O vendes un producto único que se viraliza de forma expansiva y se pone de moda ultra-rápido o no hay corto plazo que exista.

2. Ir a Medias tintas.

En los negocios, si te lanzas a la piscina es para meterte de cabeza. La competitividad en estos canales de venta es muy fuerte y agresiva. Si hemos pensado previamente, hemos evaluado, planificado y lo tenemos todo claro para dar el paso, deberemos ir CON TODO a comernos el mercado.

Por este motivo, un aspecto fundamental es la dedicación, el empeño y la pasión que le pongas. Si no puedes dedicarte a tiempo completo, nos quedaremos a mitad de camino, y las pocas posibilidades que tenemos de triunfar quedarán prácticamente esfumadasMontar un ecommerce en serio no es cosa para hacer en los ratos libres.

3. No tener un gancho, no diferenciarse.

Siempre hay que ponerse en la piel del cliente, y lanzarnos las preguntas del estilo ¿Por qué me deberían comprar a mi y no a la competencia? ¿En que me diferencio de los demás?

La infidelidad está a un solo click. En la guerra de precios puede que nunca ganes a grandes marketplaces o multinacionales, es por eso que cobra mucha más importancia el destacar aportando valores añadidos como la atención personalizada, la respuesta inmediata, el cuidado de los pequeños detalles…

Es vital “humanizar” al máximo nuestro e-commerce y crear un vínculo emocional y de “amistad” con nuestro cliente. Esto hace que un retraso en la entrega o un fallo con el pedido se esfumen gracias a ese cariño que se ha generado.

También es importante tener alguna ganga o algo que haga atractivo la compra en el site. Lo que se le llama traer a las gacelas al bebedero para luego cazarlas: Tener un producto supercompetitivo o alguna oferta tentadora, en definitiva algo que genere tráfico de manera continua para empezar a atacar con la venta cruzada (de los cuáles tengamos mayor margen) y la fidelización.

4. No pensar en Servidores y logística

Son el ultimo eslabón de la cadena y lo peor de todo es que no dependen directamente de ti. Eso significa que puedes haberte trabajado al detalle todos los procesos de tu negocio y cuando el pedido le llegue a casa a tu cliente, toda tu reputación se vaya al traste por el simple hecho de que la agencia de transporte en la que has confiado sean unos informales y entreguen el paquete tarde, mal y estropeado.  Suena injusto pero para el cliente: la culpa es TUYA. Lo mismo ocurre con los hostings. ¿Cuánto dinero vale eso? No te quedes con los más baratos, quédate con el mejor servicio siempre.

Encuestas de satisfacción, sistemas de opiniones reales, etc… hay miles de opciones pero entérate y date por seguro que tu cliente ha quedado satisfecho. Es muy importante porque la captación de nuevos clientes es cara, los costes se han disparado en los últimos años, y si no tenemos fidelización en la mayoría de sectores estaremos perdiendo dinero.

5. Centrarse únicamente en el diseño.

El diseño web es relevante, pero no definitivo. Nos debemos obsesionar más con la CONVERSIÓN y con el engagement. Y para ello el primer paso es conseguir: TRÁFICO, TRÁFICO Y TRÁFICO. Y luego ya optimizaremos. Solo con un bonito diseño no venderemos. El contenido, la comodidad, la seguridad en la compra, los precios, el servicio, la confianza, la rapidez, la exclusividad, la atención, la cercanía…. todo esto también vende, y mucho más que el diseño.

6. No pensar en el crecimiento.

Hoy en día, la implantación de una plataforma básica de venta online es sencilla gracias a la facilidad de instalación y puesta a punto de los CMS que hay en el mercado (Prestashop, Magento, Shopify,…). Nos permiten arrancar rápido y empezar a traccionar a desde el primer día, pero el problema viene cuando las ventas suben. Recuerda que un CMS es una simple plataforma de venta, así que no le podemos pedir peras al olmo. Quiero decir que si la facturación aumenta, vas a necesitar integrar un ERP para gestionar adecuadamente la contabilidad y la trazabilidad de las facturas, así como la gestión del almacén. Además llegará el momento de tener que pensar en tener un almacén más grande o bien descentralizarlo y externalizarlo como servicio. Lo mismo con la atención al cliente. En definitiva DEFINIR PROCESOS y automatizar. Desgraciadamente en España estamos muy verdes en la definición de procesos en ecommerce y vamos aprendiendo a base de palos. Así que mucho cuidado con crecer porque puede suponer un auténtico caos gestionarlo bien.

Conclusión

En resumen, tenemos que tener claro que empezar a vender a través del canal ecommerce nos va a costar mucho sacrificio en TIEMPO y DINERO.

Como buenos maratonianos antes de empezar la carrera deberemos estar preparados física y psicológicamente para el esfuerzo.

Ir fuerte en captación, estar obsesionado con la fidelización y ser un maniático de la user experience y de la mejora continua, es el camino a seguir para ir escalando. Y a su vez, trabajar en la definición de procesos e ir preparando el engranaje para que la empresa sea capaz de rodar con la misma fluidez independientemente del crecimiento que tenga.

Todo ello sin perder nunca el norte, habiendo planificado bien la fase de desarrollo y definición y por supuesto teniendo siempre presente las métricas más relevantes de nuestro negocio: Revenue, Coste por Adquisición, Life Time Value…

Joshua Ivars: Emprendedor de actitud, aprendiendo día a día y apasionado por el comercio electrónico, el deporte y por el mundo empresarial en general.

Para más información: http://www.joshuaivars.com/acerca-de-mi/

joshua@joshuaivars.com
629 54 36 80

 

 

Equipo Vikinguard
Equipo Vikinguard
El equipo Vikinguard tiene como objetivo proveer de herramientas de alta calidad al pequeño e-commerce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *